RLCS, Revista Latina de Comunicacion Social
Revista Latina

scimago

Scopus

sjr

RLCS y Scopus

Digital Object Identifier System - Identificador de Objetos Digitales 10.4185/RLCS-2019-1331 | ISSN 1138-5820 | RLCS, 74-2019 | Version in English language | Explicación audiovisual del autor |

Índice h de la revista (citas), según Google Scholar Metrics, g || Criterios objetivos de calidad de RLCS
¿Vale este artículo para solicitar en España un sexenio de investigación?

Cómo citar este artículo / Referencia normalizada

M Marcos Ramos, B González de Garay, C Portillo Delgado (2019): “La representación de la inmigración en la ficción serial española contemporánea de prime time”. Revista Latina de Comunicación Social, 74, pp. 285 a 307.
http://www.revistalatinacs.org/074paper/1331/14es.html
DOI: 10.4185/RLCS-2019-1331

La representación de la inmigración en la ficción serial española contemporánea de prime time

The representation of immigration in contemporary Spanish prime time TV series

María Marcos Ramos [CV] [oORCID] [gGS].  Profesora del Departamento de Sociología y Comunicación. Universidad de Salamanca. USAL. (España). mariamarcos@usal.es

Beatriz González de Garay [CV] [oORCID] [gGS]. Profesora del Departamento de Sociología y Comunicación. Universidad de Salamanca. USAL. (España). bgonzalezgaray@usal.es

Carla Portillo Delgado [CV] [oORCID] [gGS].  Doctoranda del programa “Formación en Sociedad del Conocimiento”. Universidad de Salamanca. USAL. (España). carlaportillo11@usal.es

                                                                                                                                         

Abstracts
[ES] Introducción. La presente investigación tiene como propósito dar a conocer el estado de la representación actual de la inmigración en las series de televisión españolas emitidas en prime time en las principales cadenas generalistas. Metodología. A partir del análisis de contenido efectuado a 26 series de producción española de 2016 y el primer semestre del 2017 y a un total de 723 personajes (n = 723), se buscó determinar si existe una imagen desigual entre los personajes nacionales e inmigrantes. Resultados. Se concluye que existe una infrarrepresentación de la inmigración residente en España y una sobrerrepresentación de la emigración española. Los personajes no españoles provienen mayoritariamente de Europa, África y Estados Unidos, ocupan de manera predominante, roles narrativos de background y están caracterizados con una mayor formación universitaria, una menor representación de técnicos de cuadro medio y estudiantes y una mayor presencia de actividades de tipo delictivo y policía/militar.
 [EN] Introduction. This research aims to present the current state of the representation of immigration in the Spanish television series broadcasted in prime time on the main generalist channels. Methodology. A content analysis was carried out on 26 Spanish production series from 2016 and the first semester of 2017 and 723 characters (n = 723) in order to determine if there is an unequal portrayal of national and immigrant characters. Results. It is concluded that there is an underrepresentation of immigration resident in Spain and an overrepresentation of Spanish emigration. The non-Spanish characters are predominantly characterized as original from Europe, Africa and the United States, with background narrative roles, higher education; and they present a lower representation of mid-level technicians and students and a greater presence of criminal and police/military activities.

Keywords                                                                                                                                                                            
[ES]  inmigración; ficción televisiva; prime time; análisis de contenido.                                                           
[EN] immigration; television fiction; prime time; content analysis.

Contents
[ES] 1. Introducción. 2. Metodología. 2.1.1. Población y muestra. 2.1.2. Instrumentos de recogida de información. 2.1.3. Codificación y fiabilidad. 3. Resultados. 4. Discusión y conclusiones. 5. Referencia bibliográficas. 6. Notas.
[EN] 1. Introduction. 2. Methodology. 2.1.1. Population and sample. 2.1.2. Information collection instruments. 2.1.3. Coding and reliability. 3. Results. 4. Discussion and conclusions. 5. References. 6. Notes.

Traducción de CA Martínez Arcos
(Dr. en Comunicación por la Universidad de Londres, UK)

[ Investigación 
| w | metadatos | Fichero pdf para imprimir | Presentación dinámica - ISSUU | Artículo acogido a Creative Commons | Referencias |
XML |
| Serie de ficheros para e-books | mobi | htmlz + lit + lrf + pdb + pmlz + rb + snb + tcr + txtz |

1. Introducción

Según las encuestas realizadas por el Centro de Investigaciones Sociológicas y los diferentes barómetros, la inmigración y la emigración son dos de los temas que más preocupa a los españoles. España se ha convertido de manera reciente en un país de inmigración [1] (Díez Nicolás, 2004) con un volumen importante de población inmigrante [2]. Además, en los últimos años “como consecuencia de la crisis económica” un importante volumen de población española ha emigrado a otros países (INE, 2017).

Si tenemos en cuenta que nuestra percepción del mundo se construye, en parte, gracias a los medios de comunicación, se hace imprescindible analizar qué imagen nos ofrecen sobre este fenómeno reciente en España (van Dijk, 1997, 2003). El análisis de los inmigrantes en los medios informativos ha sido un tema recurrente de estudio en los últimos años (van Dijk, 1989; Entman, 1992; Romer, Jamieson y De Coteau, 1998; Dixon y Linz, 2000; Igartua, Muñiz y Cheng, 2005; Igartua, Muñiz, Otero y de la Fuente, 2007).

Las investigaciones que se han realizado sobre inmigración y minorías étnicas se han centrado en la cobertura y tratamiento informativo, señalando que son uno de los factores causantes del incremento de la xenofobia en el país (Igartua, Cheng, Moral, Fernández, Frutos, Gómez-Isla y Otero, 2008; Igartua y Cheng, 2009). La representación de la inmigración en los medios de comunicación, en especial en la prensa escrita y en los formatos informativos televisivos, ha sido un tema bastante estudiado por las Ciencias Sociales (van Dijk, 1989; Entman, 1992; Romer, Jamieson y De Coteau, 1998; Dixon y Linz, 2000; Igartua, Muñiz y Cheng, 2005; gartua, Muñiz, Otero y de la Fuente, 2007; Igartua, Moral y Fernández, 2011; Igartua; Muñiz, Otero, de la Fuente, 2013). Las conclusiones a las que estos estudios han llegado es que la imagen del inmigrante y las minorías étnicas está asociada a amenazas socioeconómicas y culturales, la aberración, la delincuencia y la violencia en los medios de comunicación (van Dijk, 1997 o Cea D’Ancona, 2004)). Esto es debido a que los medios de comunicación se basan en estereotipos para representar a los inmigrantes, lo que genera en los receptores representaciones sobre la inmigración estereotipadas y cargadas de prejuicios. Desde las Ciencias Sociales se han realizado numerosas investigaciones sobre el tratamiento informativo de la inmigración en los medios de comunicación y sus efectos socio-cognitivos. Los estudios han indicado que son más numerosas las noticias sobre inmigración negativas frente a las positivas, por ejemplo, la contribución positiva de la inmigración para los países de acogida y, además, se tiende a vincular la inmigración con la delincuencia, el crimen y otros problemas sociales (van Dijk, 1989; Van Gorp, 2005; Igartua, Muñiz y Cheng, 2005; Igartua, Muñiz, Otero y de la Fuente, 2007; Igartua, Moral y Fernández, 2011;). En este sentido, van Dijk (1994, 1997), a modo de ejemplo, defiende que los inmigrantes, refugiados y minorías étnicas están asociados cada vez más en los medios de comunicación con las amenazas socioeconómicas y culturales, con la desviación, la delincuencia y la violencia [3].

Por otra parte, las investigaciones realizadas sobre los efectos socio-cognitivos de los encuadres de las noticias sobre el tema –el tratamiento realizado por parte de los medios de comunicación- han señalado que estos influyen en la percepción, las actitudes y las creencias que sobre la inmigración hay en el país receptor (Domke, McCoy y Torres, 1999; Brader, Valentino y Suhay, 2008; Igartua y Cheng, 2009; Igartua, Moral y Fernández, 2011). Una de las principales consecuencias de este tratamiento informativo es la creación y/o mantenimiento de determinados estereotipos [4] y prejuicios sobre los inmigrantes. En este sentido, Seiter (1986) ha señalado que los medios de comunicación, en especial la televisión, participan activamente en la generación de estereotipos.

No ha sido objeto de análisis, o al menos de una manera tan extensiva, la imagen de la inmigración en la ficción televisiva, siendo en España muy escasos los estudios sobre esta temática, a pesar de ser esta un componente básico de la programación de las cadenas de televisión en horario de prime time (Ruiz-Collantes, Ferrés, Obradors, Pujadas y Pérez, 2006; Galán, 2006; Lacalle, 2008; Marcos et al., 2014). Utilizando la técnica del análisis de contenido, con la que “se procede a la observación y al estudio de los estereotipos y representación de los inmigrantes” Galán (2006) realizó un estudio, pero su marco de estudio se limitó a dos series de gran trayectoria en la ficción nacional: El Comisario y Hospital Central. Entre las conclusiones más importantes se pueden señalar “la representación discriminatoria o sesgada del colectivo de inmigrantes que aparece en las series elegidas” (Galán, 2006).

Lacalle (2004) ha señalado que los inmigrantes, hasta aproximadamente el año 2003, apenas aparecían en la ficción española y, si lo hacían, solían estar caracterizados como personajes secundarios y asociados a estereotipos negativos, realizando papeles de amigos de algún protagonista principal, ocupando siempre una posición circunstancial y pasiva. Las profesiones que desempeñaban suelen estar relacionadas con el sector servicios, en el mundo del espectáculo o asociados a trabajos domésticos y actividades ilegales. En un estudio realizado con posterioridad, Lacalle (2008) indicó que en la ficción nacional predominaba el inmigrante en situación irregular, con baja cualificación. Se daba una alta presencia de inmigrantes que actúan como criminales o son víctimas de delitos o acciones violentas; y, era infrecuente la presencia de inmigrantes cualificados o que desarrollasen un papel central en las tramas narrativas de las series analizadas. La imagen que se da en la ficción nacional según Ruiz-Collantes, Ferrés, Obradors, Pujadas y Pérez (2006) es la de personajes no protagónicos, cuya representación es mayoritariamente negativa, asociados a problemas y victimización. Además, como no son capaces de conseguir los objetivos que se proponen, tienden a la simulación, la manipulación o el engaño.

Los estudios de Ruiz-Collantes, Ferrés, Obradors, Pujadas y Pérez (2006) y Lacalle (2008) se centraron en el análisis de los personajes inmigrantes/extranjeros en la ficción nacional, como la investigación que se presenta. Marcos et al. (2014) realizaron un estudio en el que se analizaron 114 programas y 2.623 personajes, el que mayor muestra ha examinado hasta la fecha, analizando, además, toda la programación de ficción emitida en prime time, independientemente de su origen nacional y del formato–tomando en cuenta series y largometrajes-. En ese sentido, las principales conclusiones a las que se llegó fue que los personajes inmigrantes estaban infrarrepresentados en la ficción emitida en horario de prime time. Además de esta infrarrepresentación lo más llamativo fue que los personajes inmigrantes/extranjeros realizan en su mayoría papeles de background, por lo que apenas están representados debido a su escasa aparición y peso en la historia. Cuando estos personajes aparecen en los programas de ficción, tienen mayores probabilidades de ser analfabetos, de realizar trabajos no cualificados y sin ocupación estable que los personajes autóctonos/nacionales. Suelen desempeñar, además, roles de villanos por lo que se ven envueltos en tramas donde hay mayor presencia de actos violentos. Además, su nivel socioeconómico es más bajo que el de los personajes autóctonos/nacionales. Al ser personajes de tipo background no intervienen en muchas tramas de los programas de ficción, y en consecuencia, no participan en muchos diálogos por lo que su riqueza conversacional es menor que la que desarrollan los autóctonos/nacionales. A todo esto, se debe añadir que los personajes inmigrantes/extranjeros están definidos con más atributos negativos de personalidad: son más agresivos, conflictivos, desleales o traicioneros e intolerantes que los personajes autóctonos/nacionales.

La investigación que aquí se presenta estudió una muestra de programación relativamente amplia utilizando el análisis de contenido como método de investigación, lo que permite realizar un análisis socio-demográfico de los personajes de las series de televisión de producción española emitidas en prime time en las principales cadenas generalistas durante 2016 y primer semestre de 2017 en cuanto a la representación de la inmigración. No se observó el personaje de forma aislada, sino que se consideraron las relaciones que establecían con los otros personajes. Así, se pudieron extraer conclusiones sobre cómo se representaban los personajes inmigrantes, estrategia que ha sido utilizada en los estudios previos revisados sobre la imagen de las minorías étnicas en la ficción televisiva (por ejemplo, Mastro y Greenberg, 2000 y Harwood y Anderson, 2002, Marcos et al., 2014). Se tuvo en cuenta para realizar este estudio las investigaciones sobre la imagen o representación de los inmigrantes y de las minorías étnicas -especialmente afroamericanos y latinos- en la ficción televisiva, y las investigaciones previas sobre el análisis de los encuadres noticiosos de la inmigración. También se prestó especial relación al género de los personajes para poder analizar si existe una imagen desigual de personajes masculinos, femeninos y no binarios en las mismas, aunque en este artículo no se mostraran los resultados referidos a este aspecto [5].

2. Metodología

Partiendo del objetivo de conocer el estado de la representación de la inmigración en las series de televisión españolas emitidas en prime time, se establecieron las siguientes hipótesis:

(1) Se espera encontrar una infra-representación de los personajes inmigrantes/extranjeros en la programación de ficción nacional emitida en horario de prime time en televisión, en comparación con los índices de población.

(2) Los personajes inmigrantes/extranjeros, en comparación con los personajes autóctonos/nacionales, ocuparán en mayor medida papeles secundarios o de background y en menor medida aparecerán como personajes protagonistas.

(3) Los personajes inmigrantes/extranjeros, en comparación con los personajes autóctonos/nacionales, tendrán un menor nivel de estudios, un menor nivel socio-económico y desempeñarán profesiones de menor cualificación.
La estrategia metodológica empleada fue el análisis de contenido, que “comprende procedimientos especiales para el procesamiento de datos científicos” (Krippendorff, 1990, p. 28) y permite cuantificar datos y aportar conclusiones objetivas, apoyadas en números que representan fenómenos reales. Tal y como afirma Juan José Igartua (2006, p. 180), el análisis de contenido está presente en aquellos trabajos que necesitan aproximarse de manera científica al análisis de los mensajes (cualquiera que fuera su naturaleza), comprender su génesis o proceso de formación, obtener descripciones precisas de su estructura y componentes, analizar su flujo o patrones de intercambio, trazar su evolución e inferir su impacto.

Utilizar como técnica de investigación el análisis de contenido es muy útil y necesario en las Ciencias Sociales ya que permite “formular, a partir de ciertos datos, inferencias reproducibles y válidas que puedan aplicarse a su contexto” (Krippendorff, 1990, p. 28). Así mismo, comprende los datos no como acontecimientos físicos sino como fenómenos simbólicos. Por tanto, el análisis de contenido se ha convertido en una de las técnicas más utilizadas en este campo.
Este método resultó fundamental ya que de esta manera se analizaron a los personajes [6] como unidad básica y permitió que se trabajasen diferentes aspectos en los otros estudios realizados. De este modo, fueron unidades de registro, o de significación como señala Bardin tanto el programa en su conjunto como los personajes ya que son “el segmento de contenido que será necesario considerar como base con miras a la categorización y al recuento frecuencial” (Bardin, 1996, p. 79).  Es en este paso en dónde se miden las variables, dónde se atribuyen números a las manifestaciones de la unidad de análisis. Además, hay que “someter estos números a ciertas técnicas matemáticas” (Igartua, 2006, p. 203) que nos permitan extraer conclusiones cuantitativas con las que elaborar teorías tras el análisis de estos datos.

2.1.1. Población y muestra

La muestra total analizada estaba compuesta por 26 programas y 723 personajes que se obtuvieron del análisis de las series de ficción [7] nacional excluidas las coproducciones emitidas en el año 2016 y primer semestre del 2017 en las seis cadenas generalistas nacionales: La 1, La 2, Antena 3, Cuatro, Telecinco y La Sexta. Estas cadenas suman una cuota de pantalla del 66.5% (Barlovento Comunicación, 2017). Para localizar la muestra, se recurrió al análisis de la parrilla televisiva y una vez localizadas las series de ficción nacional emitidas en los dos años de análisis, se codificó el capítulo de mayor audiencia según datos de Kantar Media. Se identificaron un total de 26 programas y 723 personajes (Tabla 1), de los cuales La 1 absorbió el 42,3% de los programas analizados y el 42,2% de los personajes de estudio, Antena 3 el 38,5% de los programas y el 39% de los personajes, Telecinco el 15,4% de los programas y el 16,2% de los personajes, y La Sexta, el 3,8% de los programas y el 2,6% de los personajes. Ni las cadenas La 2 ni Cuatro aportaron programas y por ende personajes para el análisis del presente trabajo (Tabla 2).

Tabla 1. Descripción de la muestra analizada

Semana

Programas

Personajes

N

%

N

%

2016

19

73,1

526

72,8

2017 (1er semestre)

7

26,9

197

27,2

N total

26

100

723

100

Fuente: Elaboración propia.

Tabla 2. Descripción de personajes y programas por cadenas

Cadenas

Nº de programas analizados

Nº de personajes analizados

N

%

N

%

La 1

11

42,3

305

42,2

La 2

0

0

0

0

Antena 3

10

38,5

282

39

Cuatro

0

0

0

0

Telecinco

4

15,4

117

16,2

La Sexta

1

3,8

19

2,6

N Total

26

100

723

100

Fuente: Elaboración propia.

Si tenemos en cuenta los datos de los 26 programas que forman parte de la muestra de este estudio, el programa que menos audiencia tuvo fue IFramily (La 1, 2017, SO1e01 Y de repente un extraño), con un share del 8.7% y el que más audiencia acumuló de la muestra con un 29.2% fue El Príncipe (Telecinco, 2016, S02e18 Inghimasi), por lo que el rango de la muestra fue de 20.5. La audiencia media de todos los programas fue de 18,08% (DT=5.78). Teniendo en cuenta la cadena de emisión, la audiencia media de los capítulos de las series de Telecinco fue 22,72%; de Antena 3, 21,2%; de La1, 14,75%; de La Sexta 7,6% y ni Cuatro ni La 2 emitieron en prime time ninguna ficción serial nacional en el período analizado (Kantar Media).

2.1.2. Instrumentos de recogida de información

Para el análisis de los programas de ficción y de sus personajes, se utilizó un libro de códigos elaborado a partir de los estudios desarrollados por Neuendorf et al. (2010), Marcos Ramos et al. (2014), Álvarez-Hernández et al. (2015). El presente libro de códigos articula, por tanto, las variables a analizar en torno a la tipología de personajes, el nivel narrativo y la esfera social de los personajes objeto de este estudio. Así, se reúnen datos sobre el nombre de las variables, subvariables y categorías, así como sus definiciones.

En la investigación que nos ocupa se establecieron nueve grandes grupos de variables que a su vez se dividieron en otras subvariables y categorías que aportaban datos fundamentales con los que analizar la unidad de análisis, en este caso, el personaje. Los nueve grandes grupos de variables son:

1. Datos de identificación básicos. Se evaluaron los siguientes aspectos: número del personaje (número de unidad de análisis), número de programa, número de codificador, año de emisión y la cadena de televisión de emisión del programa.

2. Tipo de personaje. El tipo de personaje (Mastro y Greenberg, 2000) se evaluó mediante el siguiente código: 1 = principal (su presencia es esencial para el desarrollo de la línea narrativa), 2 = secundario (están envueltos en la línea narrativa del programa, pero no son esenciales en la misma), 3 = background (tienen una presencia no esencial, periférica, o aparecen en el programa de manera muy episódica).

3. Aspectos socio-demográficos del personaje. Se evaluaron las siguientes variables centradas en el personaje: a) sexo (1 = masculino, cisgénero. 2 = femenino, cisgénero. 3= otro, no binario -incluidas personas trans e intersexuales-; b) orientación sexual (1 = heterosexualidad, 2 = homosexualidad, 3 = bisexualidad y 4 = otra (asexualidad, pansexualidad, demisexualidad); c) grupo de edad (1 = niño, entre 0 y 12 años; 2 = adolescente, entre 13 y 17 años; 3 = adulto joven, entre 18 y 30 años; 4 = adulto, entre 31 y 64 años; 5 = anciano, más de 65 años); d) nivel de estudios (1 = sin estudios; 2 = estudios obligatorios; 3 = universitarios); e) nivel socio-económico (1 = bajo, es un personaje de clase obrera o clase baja, que no cubre satisfactoriamente sus necesidades básicas con sus ingresos económicos; 2 = medio, un personaje que trabaja para vivir, tiene cubiertas sus necesidades y se puede permitir algunos pequeños lujos; 3 = alto, un personaje que no depende de su trabajo para mantener su nivel de vida o que tiene un trabajo que le permite disfrutar de muchos lujos no accesibles para la mayoría); e) ocupación laboral codificada a partir de un listado establecido por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de España para analizar profesiones (se incluían 17 profesiones distintas); e) práctica religiosa (1 = muestra una actitud religiosa; 2 = no muestra una actitud religiosa); f) estado civil (1 = soltero, 2 = casado o vive en pareja, 3 = divorciado, y; 4 = viudo) y relacionada con esta se midió el cambio del estado civil a lo largo del programa (1 = ningún cambio, 2 = a casado o vivir en pareja,  3 = a divorciado o separado y, 4 = a viudo). Para todas estas variables se utilizó 99 para aquellas que no se podían codificar.

Un aspecto relevante del presente estudio fue la codificación de la nacionalidad del personaje. Dado que en muchas ocasiones fue difícil discernir el lugar de nacimiento del personaje, la identificación de este criterio se realizó a partir de un conjunto de rasgos o atributos que debían ser evaluados conjuntamente o de forma separada: a) el lugar de nacimiento del personaje (siempre que hubieran menciones explícitas sobre este aspecto en el programa); b) el lugar de nacimiento de uno de los progenitores del personaje, ya que se contemplaba la posibilidad de ser “inmigrante de segunda generación” (cuando al menos uno de los progenitores había nacido fuera del país); c) características biológicas o rasgos fenotípicos (como la forma de los ojos, el color de la piel y el tipo de peinado); d) características culturales (como el modo de vestir, el nombre del personaje o el acento en el habla); y e) la motivación para estar en otro país (laboral, estudios, vacaciones). La valoración de la nacionalidad se realizó siempre teniendo en cuenta el país en el que se desarrollaba la acción durante la mayor parte del tiempo narrativo. Tomando como referencia los criterios mencionados, se utilizó el siguiente código para clasificar la nacionalidad del personaje: 1 = nacional del país en donde se desarrolla la acción principal en la narración (autóctono, si reside en su país de procedencia); 2 = extranjero, aquella persona que procede de otro país diferente al que reside pero que está en el país extranjero de forma pasajera o transitoria (por estudios, vacaciones o negocios); 3 = inmigrante, es aquel que abandona su país de origen y llega a otro país para establecerse en él y con un proyecto laboral concreto; también se codificó como “inmigrante” (de segunda generación) cuando al menos uno de los progenitores del personaje analizado no había nacido en el país en el que se desarrollaba la acción principal y se había establecido en otro país por una motivación laboral. A efectos de la codificación tanto la subvariable extranjero como inmigrante se unieron con el propósito de analizar mejor los datos.

Otro aspecto relevante es el origen geográfico del personaje que se codificó de la siguiente forma: 1 = España; 2 = Otro país de Europa; 3 = Estados Unidos; 4 = Canadá; 5 = Latinoamérica; 6 = Asia; 7 = África; y, 8 = Oceanía.  También se codificó la etnia del personaje: 1 = caucásica; 2 = afroamericana / africana; 3 = asiática / Asia oriental; 4 = árabe / Oriente medio; 5 = latina; 6 = gitana; y, 7 = otra. Para todas estas variables se utilizó 99 para aquellas que no se podían codificar.

4. Nivel narrativo del personaje. Se evaluó si el personaje tenía objetivos definidos (0= no, 1= sí) y si los tenía se midió si estaban relacionados con el ámbito personal (0= no, 1= sí), laboral (0= no, 1= sí), si los perseguía de manera activa (0= no, 1= sí) o pasiva (0= no, 1= sí). También se analizó la forma de persecución de los objetivos: sexo (0= no, 1= sí), violencia (0= no, 1= sí), ética (0= no, 1= sí).

Otra subvariable que se midió dentro de este apartado fue la hipersexualización del personaje. Para determinarla se observó al personaje en el conjunto de la ficción y el analizador debía observar cinco conceptos, cuatro de los cuales fueron propuestos por el Geena Davis Institute of Gender in Media en su informe “Gender Bias Without Borders” (2014): uso de ropa sexualmente sugerente, desnudo (parcial o total si este no supone una fantasía de poder), delgadez (cantidad mínima de grasa corporal o músculo) y atractivo (se realizan comentarios sobre su aspecto físico). A estos cuatro criterios se añadirá un quinto, sobre el detenimiento o el uso de la cámara en la fragmentación de alguna parte erótica del cuerpo del personaje. Si en el capítulo analizado aparecían al menos tres de estos conceptos en algún momento aplicados al personaje, se considerará que está hipersexualizado (0= no, 1= sí).

4. Esfera social del personaje. En esta variable se pretende explorar el ámbito de las interacciones sociales de los personajes codificados, atendiendo a criterios relacionados con el género extraídos del Test Bechdel-Wallace (Bechdel, 1985, p. 22). Se midió, de forma excluyente, la interacción con otros personajes de la siguiente manera: 1 = interacciona principalmente con hombres; 2 = interacciona principalmente con mujeres; 3 = interacciona principalmente con personajes no binarios. También fue objeto de análisis las conversaciones con otros personajes y se midió si el personaje hablaba con personajes de su mismo género (0= no, 1= sí). Además, se midió el tema de las conversaciones: si se identifica como mujer, habla con otras mujeres de algo que no sea un hombre (0= no, 1= sí) y si se identifica como hombre, habla con otros hombres de una mujer (0= no, 1= sí).

5. Comportamientos violentos del personaje. Con una escala dicotómica (0= no; 1= sí) se codificó el grado de presencia de diferentes tipos de comportamiento o modos de violencia a partir de la clasificación de Potter y Warren (1998): a) realización o ejecución de “ataques físicos mayores”; b) realización o ejecución de “ataques físicos menores”; c) realización o ejecución de actos que provocan “daños a la propiedad”; d) realización o ejecución de actos de “intimidación”; y, e) realización de “comentarios hostiles”.

6. Comportamientos violentos dirigidos contra el personaje. Con una escala de dicotómica (0= no; 1= sí), y partiendo de la clasificación de Potter y Warren (1998), se codificó si el personaje analizado sufría o era víctima de los siguientes tipos o modos de violencia: a) ataques físicos mayores; b) ataques físicos menores; c) actos que provocan daños a la propiedad; d) actos de intimidación; y, e) comentarios hostiles.

7. Comportamientos problemáticos de salud manifestados por el personaje. Se codificó (1= sí, 0= no), si el personaje analizado: a) bebía o tomaba alcohol; b) fumaba tabaco; c) tomaba fármacos; d) consumía drogas ilegales; y, e) si presentaba una conducta alimentaria problemática.

8. Temas de conversación desplegados por el personaje. Se codificó de manera dicotómica (0= no, 1= sí), si el personaje conversaba con otros personajes, en alguna ocasión a lo largo del programa, sobre los siguientes temas: amor, violencia, amistad, sexo, dinero, machismo, trabajo, medio ambiente, salud, educación, familia, política, deporte, racismo, inmigración y empoderamiento.

9. Rasgos de personalidad del personaje. Tomando como referencia el estudio de Igartua, del Río, Álvarez et al, (1998) se evaluó, mediante una escala de tres puntos (1 = no es característico del personaje; 2 = define parcial o moderadamente la personalidad del personaje; 3 = define perfectamente la personalidad del personaje; 99= no se puede codificar), en qué medida los siguientes rasgos caracterizaban la personalidad del personaje analizado: amistoso, abierto (extrovertido), bueno (de buen corazón), desleal, injusto, traicionero, agresivo, inteligente, trabajador, desconfiado, agradecido, conflictivo, racista y tolerante.

2.1.3. Codificación y fiabilidad

Dado que el siguiente paso, el de la codificación, es uno de los más importantes, “debe efectuarse de manera sistemática” (Igartua, 2006, p. 212), ya que uno de los objetivos del análisis de contenido es que pueda ser reproductible, es decir, que “cualquier analista que repita el proceso debe llegar a las mismas conclusiones” (Igartua, 2006, p. 212). Resulta fundamental que todos los analistas hayan interiorizado cada una de las variables y categorías, que entiendan lo mismo y que comprendan perfectamente el proceso. Tal y como indica Krippendorff (1990, p. 104), “los observadores, codificadores y jueces deben estar familiarizados con la naturaleza del material que han de registrar, pero además deben ser capaces de manejar fiablemente las categorías y términos que componen el lenguaje de datos. No es fácil cumplir con este doble requisito”

Así, una vez concluida la fase de codificación de la muestra total, se realizó un análisis sobre un 10.23 % de los personajes (n= 74) de la muestra total, para calcular la fiabilidad del proceso de codificación. Para ello se utilizó, el coeficiente de Porcentaje de Acuerdo Observado (PAo) y el Alpha de Krippendorff (αk) (Igartua, 2006). La utilización de estos dos instrumentos responde a que se ha demostrado que el coeficiente de Alpha de Krippendorff arroja valores muy bajos aun cuando el acuerdo simple es alto en variables cuyos datos están muy sesgados hacia una de las opciones [8] (Lovejoy, J., Watson, B. R., Lacy, S., & Riffe, D., 2016, pp. 4-5). Por tanto, se calculó la fiabilidad con Alpha de Krippendorff en las variables adecuadas para ello y se optó por el porcentaje de acuerdo observado en las restantes. Si se tienen en cuenta las 64 variables consideradas [9], la media en el índice de acuerdo observado (PAo) fue de .87 (DT: 0.38), mientras que la media que se obtuvo en el coeficiente Kalpha de Krippendorff fue de αk = .74 (DT: 2.12). Ambos son valores de fiabilidad suficientemente elevados (Igartua, 2006, p. 221).

Tabla 3. Datos fiabilidad


Variable

Fiabilidad

Variable

Fiabilidad

1

Tipo de personaje

αk .85

39

Comportamiento de salud: toma fármacos

αk 1

2

Género del personaje

αk 1

40

Comportamiento de salud: consume drogas ilegales

PAo .97

3

Orientación sexual del personaje

αk.72

41

Comportamiento de salud: conducta alimentaria problemática

αk 1

4

Grupo de edad del personaje

αk .85

42

Tema de conversación: amor

PAo .93

5

Nivel de estudios del personaje

αk.75

43

Tema de conversación: violencia

PAo .85

6

Nacionalidad del personaje

αk.82

44

Tema de conversación: amistad

PAo .92

7

Origen geográfico del personaje

αk.95

45

Tema de conversación: sexo

PAo .87

8

Etnia del personaje

αk.82

46

Tema de conversación: dinero

PAo .84

9

Nivel socioeconómico del personaje

αk.59

47

Tema de conversación: machismo

PAo .92

10

Práctica religiosa del personaje

PAo .84

48

Tema de conversación: trabajo

PAo .70

11

Ocupación del personaje

αk.67

49

Tema de conversación: medio ambiente

PAo 1

12

Estado civil del personaje

αk.76

50

Tema de conversación: salud

PAo .71

13

Cambio de estado civil del personaje a lo largo del programa

αk 1

51

Tema de conversación: educación

PAo .92

14

El personaje tiene objetivos definidos

αk .58

52

Tema de conversación: familia

PAo .80

15

El personaje tiene objetivos relacionados con el ámbito personal

αk .58

53

Tema de conversación: política

PAo .85

16

El personaje tiene objetivos relacionados con el ámbito laboral

αk .56

54

Tema de conversación: deporte

PAo .89

17

El personaje persigue sus objetivos de manera activa

αk .06

55

Tema de conversación: racismo

PAo .92

18

El personaje persigue sus objetivos de manera pasiva

αk.23

56

Tema de conversación: inmigración

PAo .91

19

El personaje persigue sus objetivos a través del sexo

αk.05

56

Tema de conversación: empoderamiento

PAo .95

20

El personaje persigue sus objetivos a través de la violencia

αk .45

57

Rasgo de personalidad: amistoso

αk.53

21

El personaje persigue sus objetivos a través de la ética

αk .51

59

Rasgo de personalidad: abierto (extrovertido)

αk .62

22

El personaje está hipersexualizado

PAo .91

60

Rasgo de personalidad: bueno (de buen corazón)

αk .61

23

El personaje tiene interacción con otros personajes

αk .53

61

Rasgo de personalidad: desleal o traicionero

αk .79

24

El personaje habla con otros personajes de su mismo género

αk .73

62

Rasgo de personalidad: injusto

αk .60

25

SI el personaje se identifica como mujer, habla con otras mujeres de algo que no sea un hombre

αk .81

63

Rasgo de personalidad: agresivo

αk .33

26

Si el personaje se identifica como hombre, habla con otros hombres de una mujer

αk .80

64

Rasgo de personalidad: inteligente

αk .78

27

Comportamiento violento: ataques físicos mayores

αk .82

65

Rasgo de personalidad: trabajador

αk .38

28

Comportamiento violento: ataques físicos menores

αk .77

66

Rasgo de personalidad: agradecido

αk .58

29

Comportamiento violento: daños a la propiedad

PAo .89

67

Rasgo de personalidad: conflictivo

αk .52

30

Comportamiento violento: intimidación

PAo .83

68

Rasgo de personalidad: racista

αk .55

31

Comportamiento violento: comentarios hostiles

αk .66

69

Rasgo de personalidad: intolerante

αk .00

32

Víctima de comportamiento violento: ataques físicos mayores

αk .71

70

Rasgo de personalidad: seductor

αk .68

33

Víctima de comportamiento violento: ataques físicos menores

αk .89

71

Rasgo de personalidad: irresponsable

αk .42

34

Víctima de comportamiento violento: daños a la propiedad

PAo .85

72

Rasgo de personalidad: maternal/paternal

αk .68

35

Víctima de comportamiento violento: intimidación

PAo .79

73

Rasgo de personalidad: débil

αk .54

36

Víctima de comportamiento violento: comentarios hostiles

PAo .81

74

Rasgo de personalidad: perverso

αk .69

37

Comportamiento de salud: bebe o toma alcohol

PAo .95

75

Rasgo de personalidad: valiente

αk .31

38

Comportamiento de salud: fuma tabaco

αk 1

 

 

 

Fuente: Elaboración propia.

Dos de las variables más importantes y sensibles para el estudio son la nacionalidad y el origen geográfico del personaje, ya que permiten determinar el número de autóctonos/nacionales e inmigrantes/extranjeros a analizar en la investigación, por lo que era de vital importancia que presentasen unos valores suficientemente altos en los índices de fiabilidad intercodificadores. Con los índices que arrojan, la muestra se considera fiable: la variable “nacionalidad” arrojó un valor muy aceptable (αk = .82) y también la variable “origen geográfico” (αk = .95). No obstante, es importante señalar que con las variables no descartadas entorno al valor αk = .60, pero inferiores a αk = .70 los resultados deben considerarse tentativos y, por tanto, interpretarse con cautela (Neuendorf, 2002).

3. Resultados

En este apartado se dan a conocer los hallazgos vinculados con las hipótesis planteadas de los personajes inmigrantes/extranjeros y nacionales/autóctonos con respecto a su nacionalidad y procedencia geográfica, tipo de personaje, cualificación y estatus profesional. 

En ese sentido, la hipótesis 1 trataba de analizar si existía el mismo porcentaje de población inmigrante/extranjera en la ficción nacional que la que figura en los registros oficiales en la sociedad española. Dado que la ficción que se analizó fue la emitida en el año 2016-2017, se contrastó con los datos del INE de este último año.
Tras analizar la nacionalidad de los personajes de una muestra de 710 personajes –la muestra total era de 723 personajes entre los que había 13 valores perdidos-, se identificaron un 89% de personajes nacionales, esto es, personajes nacidos en el mismo país en el que se encuentra situada la trama de la ficción. En cuanto a personajes inmigrantes/extranjeros el porcentaje fue del 7.1% y el de personajes emigrantes [10] fue del 3.9%.

Tabla 4. Relación entre la nacionalidad del personaje y origen geográfico (% columna)


Nacionalidad del personaje                                N( %)

 

Origen geográfico

 

            España

Otro

  • Autóctono/nacional
  • Inmigrante/extranjero

 90632 (89%)
3.350 (7.1%)

615
0

17
50

  • Emigrante

  28 (3.9%)

28

0

N

710 (100%)

643

67

Fuente: Elaboración propia.

Para poder realizar una comparación, se revisaron las cifras demográficas para comprobar en qué medida los inmigrantes/extranjeros estaban representados en la ficción. Según los datos ofrecidos por el INE (2017), al 1 de enero de 2017 vivían en España 46.528.966 habitantes, de los cuales el 9.5% de la población estaba empadronada como extranjera, lo que supone 4.424.409 personas. De este modo, si observamos la muestra, el número de personajes inmigrantes/extranjeros es de 7,1%. Según estos datos, se podría decir que en la ficción nacional se da una infrarrepresentación de los inmigrantes/extranjeros, en este caso, de 2.4 puntos porcentuales con respecto a la realidad demográfica española.

Por otro lado, es importante destacar que del total de la muestra estudiada, no sólo se analizaron series cuyas tramas se desarrollan en España con presencia de nacionales españoles e inmigrantes/extranjeros de diversos orígenes geográficos, sino que también se contemplaron series cuya acción principal en la narración se lleva a cabo en Alemania (Buscando el norte, Antena 3, 2016) y Tailandia (La Embajada, Antena 3, 2016). En ese sentido, la condición de emigrantes españoles también está representada en las ficciones españolas contemporáneas alcanzando el 3.9% de los personajes. Si se compara con los datos ofrecidos por el INE (2017b) que indica que un 1.7% de los nacidos en España residían en el extranjero, se puede concluir que la emigración española se encuentra sobrerrepresentada en 2.2 puntos porcentuales en la ficción nacional [11].

Tabla 5. Relación entre orígenes geográficos y nacionalidad del personaje (% columna)

Orígenes geográficos del personaje

% Total

Nacionalidad del personaje

 

 

Autóctono/nacional

Inmigrante/extranjero

Emigrante

España
Otro país de Europa                                                               

 90 90.4%
3.3  3.2%

615+
7-

0-
16+

28
0

Estados Unidos

1  1.5%

0-

11+

0

Latinoamérica

0  0.7%

1-

4+

0

Asia

    1.8%

9-

4+

0

África
No identificado                                           

1 1.8%
z   0.2%

0-
0-

13+
2+

0
0

N

100%

632

50

28

- Valor estadísticamente menor que el porcentaje total (análisis de los residuos tipificados corregidos).+ Valor estadísticamente mayor que el porcentaje total (análisis de los residuos tipificados corregidos).
Fuente: Elaboración propia.

Otro elemento a tomar en cuenta dentro del presente apartado corresponde a la procedencia de los personajes inmigrantes/extranjeros, como se puede observar en la tabla 5. En ese sentido resulta significativa la comparación con los datos expresados por el INE (2017) respecto a las nacionalidades con mayor inmigración en España en 2016. Según los datos del INE (2017), los inmigrantes provienen, ordenados de mayor a menor medida, de África (Marruecos), Europa (Rumanía) y Latinoamérica (Colombia). China sería el octavo lugar de representación de inmigrantes en España en la actualidad y Estados Unidos, frente a lo que sucede en la muestra analizada, no tiene presencia estadística dentro de las primeras quince nacionalidades representativas de inmigración en el país.  Por tanto, el origen geográfico de los personajes no coincide con los datos sociodemográficos siendo especialmente relevante la infrarrepresentación latinoamericana y africana.

En resumen, la hipótesis inicial trataba de averiguar si existía una infrarrepresentación de los personajes inmigrantes en la programación de ficción emitida en el horario de prime time en televisión. Una vez analizados los datos obtenidos se puede afirmar que esta hipótesis ha sido confirmada, ya que en la ficción nacional se da una sobrerrepresentación de la emigración de los nacidos en España y una infrarrepresentación de la inmigración residente en España.

La segunda hipótesis planteó que existiría una relación entre el tipo de personaje –protagonista, secundario o background- y la nacionalidad del personaje. De este modo cabía esperar que los personajes inmigrantes/extranjeros, en comparación con los personajes autóctonos/nacionales, ocuparían en mayor medida papeles secundarios o de background y en menor medida aparecerían como personajes protagonistas.

El reparto según el tipo de personaje estaba configurado por una mayoría de personajes de tipo background –472 personajes que suponen un 65.7% de la muestra total-, seguida de secundarios –190 personajes, un 26.5%- y, por último, principales –56 personajes-, un 7.8% (n = 718 con 5 casos perdidos). De los 627 personajes codificados válidos [12] como nacionales, un 65.6% –411 personajes- realizaban funciones de background, un 26.5% –166 personajes- lo hacían de secundario y un 8% –50 personajes- eran principales en la historia. En los personajes inmigrantes/extranjeros, el reparto de personajes era el siguiente: un 64.1% se codificaron como background –50 personajes-; un 28.2% secundarios –22 personajes-; y, por último, un 7.7 % –6 personajes- como protagonistas.

Tabla 6. Relación entre la nacionalidad del personaje y tipo de personaje (% columna)


Tipo de personaje

 

Nacionalidad del personaje

% total

Autóctono/nacional

Inmigrante/extranjero/emigrante

  • Protagonista

17.9

8

7.7

  • Secundario

226.7

26.5

28.2

  • Background

665.4

65.6

64.1

N

705

627

78

(χ2 [2, N = 705] = .107, p < .948) Fuente: Elaboración propia.

Para poder determinar hasta qué punto las dos variables eran independientes o no, se recurrió al estadístico de contraste χ² de Pearson. Se observó una relación estadísticamente no significativa entre ambas variables (χ2 [2, N = 705] = .107, p <.948) ya que el porcentaje de personajes protagonistas era similar entre los personajes inmigrantes/extranjeros y los autóctonos/nacionales. En secundarios fue ligeramente superior –porcentualmente la diferencia es de 1.7- en personajes inmigrantes/extranjeros. Por último, los personajes inmigrantes/extranjeros ocupaban roles de background en ligera menor proporción que los autóctonos/nacionales (64.1% versus 65.6%), por lo que esta hipótesis parecía rechazada por los datos.

No obstante, el hecho de que algunas de las series analizadas no transcurriesen en territorio español y que, por tanto, los personajes españoles que intervenían en ellas fueran codificados como inmigrantes, es determinante en la lectura de estos datos. Para comprobar si realmente había una relación estadísticamente significativa entre el tipo de personaje y su condición de migrante se separó la inmigración de la emigración mediante la correlación de las variables tipo de personaje y origen geográfico.

Se observó una relación estadísticamente significativa entre el origen geográfico del personaje y el tipo de personaje con el parámetro de contraste χ² de Pearson (χ2 [2, N = 711] = 10.964, p < .004), de manera que los personajes españoles tenían mayores probabilidades de tener más peso narrativo que los originarios de otros países, tal y como lo demuestran los siguientes datos: el 82.9% de los originarios del resto del mundo aparecían como background, el 15.7% como secundarios y sólo  el 1.4% eran protagonistas. En cambio, los españoles eran protagonistas en el 8,6% de los casos; secundarios, en el 27.6% y de background, en el 63.8%.

Tabla 7. Relación entre el origen geográfico del personaje y tipo de personaje (% columna)

Tipo de personaje

 

Origen geográfico del personaje

% total

España

Resto del mundo

  • Protagonista

17.9

8.6+

1.4-

  • Secundario

226.4

27.6+

15.7-

  • Background

665.7

63.8-

82.9+

N

711

641

70

- Valor estadísticamente menor que el porcentaje total (análisis de los residuos tipificados corregidos).
+ Valor estadísticamente mayor que el porcentaje total (análisis de los residuos tipificados corregidos).
(χ2 [2, N = 711] = 10.964, p < .004) Fuente: Elaboración propia.

Por tanto, la hipótesis se confirma parcialmente. Los personajes inmigrantes/extranjeros/emigrantes (emigrantes españoles en ficciones ambientadas en otros países e inmigrantes o extranjeros en España) no presentan diferencias estadísticamente significativas por tipo de personaje. No obstante, sí las presentan los personajes en función de su origen geográfico, copando los personajes de origen español los tipos de personajes de mayor peso narrativo.

Con respecto a la hipótesis 3, se analizó la cualificación y el estatus profesional de los personajes, presumiendo por los estudios previos que los personajes inmigrantes/extranjeros, en comparación con los personajes autóctonos/nacionales, tendrían un menor nivel de estudios, un menor nivel socio-económico y desempeñarían profesiones de menor cualificación. Para trabajar con los datos en esta hipótesis se utilizó la recodificación de la variable nacionalidad separando los inmigrantes/extranjeros en España de los emigrantes españoles en ficciones ambientadas en otro país.

Tabla 8. Relación entre la nacionalidad del personaje y nivel de estudios (% en columna)


Nivel de estudios

% total

Nacionalidad del personaje

 

Autóctono/nacional

Inmigrante/extranjero

Emigrante

Sin estudios

10.19

10.4+

10.3

2.1

Obligatorios

29.51

31+

27.6-

0-

Universitarios

60.2

58.6-

62.1

94.4+

N

470

423

29

18

- Valor estadísticamente menor que el porcentaje total (análisis de los residuos tipificados corregidos).
+ Valor estadísticamente mayor que el porcentaje total (análisis de los residuos tipificados corregidos).
(χ2 [4, N = 470] = 9.734, p < .045) Fuente: Elaboración propia.

Con respecto al nivel de estudios, se observaron diferencias estadísticamente significativas (χ2 [4, N = 470] = 9.734, p < .045). Hubo un alto porcentaje de casos (35%) en los que no pudo identificarse el nivel de estudios del personaje. En aquellos en los que sí fue posible hacerlo destaca el alto porcentaje de universitarios (60,2%) (n = 470 con 253 casos perdidos). Asimismo, en la comparación por nacionalidades sobresale el alto porcentaje de emigrantes españoles con estudios universitarios (94,4%), así como la inexistencia de representación en estudios obligatorios y la exigua en la categoría sin estudios (2,1%). Por su parte, los porcentajes de nivel de estudios universitarios son ligeramente superiores en los inmigrantes/extranjeros que en los autóctonos/nacionales (62,1% frente a 58,6%), lo cual refuta parcialmente la hipótesis planteada.

Por otro lado, se observó una asociación estadísticamente significativa entre la nacionalidad del personaje y el nivel económico (χ2 [4, N = 666] = 41.633, p < .000). Los personajes inmigrantes/extranjeros (17.8%) y los emigrantes españoles (22.2%) aparecían con mayor frecuencia con un nivel socio-económico bajo que los personajes autóctonos/nacionales (6.1%), en el nivel medio lo hacían con menor frecuencia y en el alto con mayor que en el caso de los autóctonos/nacionales. La polarización en los niveles bajo y alto de los inmigrantes/extranjeros y especialmente de los emigrantes españoles es sintomática de las diferencias en los procesos migratorios. Así, por ejemplo, los personajes de La Embajada son emigrantes españoles con un alto nivel de vida mientras que los emigrantes de Buscando el norte se encuentran en una situación desfavorable económicamente, pues en dicha ficción se narran las vivencias de un grupo de españoles que han tenido que emigrar debido a la crisis económica.

Tabla 9. Relación entre la nacionalidad del personaje y nivel socio-económico (% columna)


Nivel socio-económico

% total

Nacionalidad del personaje

 

Autóctono/nacional

Inmigrante/extranjero

Emigrante español

Bajo

7.5

6.1 -

17.8 +

22.2+

Medio

74.9

78.5+

53.3-

33.3-

Alto

17.6

15.5-

28.9+

44.4+

N

666

594

45

27

 

 

 

 

 

- Valor estadísticamente menor que el porcentaje total (análisis de los residuos tipificados corregidos).
+ Valor estadísticamente mayor que el porcentaje total (análisis de los residuos tipificados corregidos).
(χ2 [4, N = 666] = 41.633, p < .000) Fuente: Elaboración propia.

Para finalizar, se analizó la relación entre la nacionalidad del personaje y la ocupación laboral que desempeñan en la ficción. Se apreció una asociación estadísticamente significativa en función de la ocupación laboral con la prueba de contraste χ² de Pearson (χ2 [34, N = 710] = 80.633, p < .000). Así, hay un mayor porcentaje estadísticamente significativo de personajes autóctonos/nacionales que inmigrantes/extranjeros técnicos de cuadro medio y estudiantes; sin embargo, el porcentaje es considerablemente más alto entre los inmigrantes/extranjeros que los autóctonos/nacionales en categorías de actividades de tipo delictivo y policía/militar, tal y como puede verse en la tabla 10. Este último dato, a priori inesperado, responde en parte a la coincidencia en la muestra con un capítulo de El Caso: crónica de sucesos que narraba un asesinato en una base militar americana. Por último, el porcentaje de desempleados entre los emigrantes españoles era significativamente mayor.

Tabla 10. Relación entre la nacionalidad del personaje y ocupación laboral o actividad principal (% columna)


Ocupación laboral o actividad principal

% Total

Nacionalidad del personaje

 

Autóctono/nacional

Inmigrante/extranjero

Emigrante

No se puede identificar

8.6

18.7

16

21.4

No tiene una ocupación profesional estable

1.8

1.9

0

3.6

Director y profesional

8.2

7.6

10

17.9

Técnico y cuadro medio

17.5

18.5+

2-

21.4

Pequeño comerciante

4.5

4.7

2

3.6

Empleado de oficina y servicios

2.5

2.5

0

7.1

Trabajador cualificado

1.7

1.9

0

0

Trabajador no cualificado

5.9

5.5

10

7.1

Agricultor, ganadero, pesca (sector primario)

1.8

1.9

2

0

Religioso

1.7

1.9

0

0

Policía y/o militar

15.1

14.1-

32+

7.1

Jubilado y/o pensionista

1.1

1.3

0

0

Parado o desempleado

1.4

0.9

2

10.7+

Estudiante

5.2

5.9+

0

0

Trabajo doméstico no remunerado

1.8

2.1

0

0

Deportista, artista o profesional del espectáculo
Se dedica a actividades de tipo delictivo
Otra profesión (no contemplada en el listado)

3.1

4.9
3.1

3.5

4.4
2.7

0

14+
10+

0

0

0

N

710

632

50

28

- Valor estadísticamente menor que el porcentaje total (análisis de los residuos tipificados corregidos).
+ Valor estadísticamente mayor que el porcentaje total (análisis de los residuos tipificados corregidos).
(χ2 [34, N = 710] = 80.633, p < .000) Fuente: Elaboración propia.

A modo de resumen, los personajes inmigrantes/extranjeros no presentaban un nivel de estudios más bajo que los autóctonos nacionales, pero los emigrantes españoles sí estaban representados como altamente cualificados. Además, inmigrantes, extranjeros y emigrantes presentaban una polarización en el nivel socioeconómico ocupando los autóctonos/nacionales la clase media. En lo referido a la ocupación, destaca la sobrerrepresentación de los inmigrantes/extranjeros en actividades delictivas y en policías/militares, así como la infrarrepresentación en profesionales de cuadro medio.  Asimismo, es significativa la sobrerrepresentación de desempleados emigrantes. Por lo expuesto, se puede concluir que la hipótesis cuarta sólo se vio parcialmente confirmada por los datos.

4. Discusión y conclusiones

Analizar la representación de la inmigración en televisión es una buena forma de examinar lo que la población española puede pensar sobre este colectivo pues una inmensa mayoría de lo que se percibe sobre el mundo está condicionada por la opinión de los medios de comunicación. Este estudio debe verse como una continuidad de los estudios precedentes realizados en España (Marcos Ramos et. al 2014).

Una de las primeras cuestiones que se comprobó fue hasta qué punto los personajes inmigrantes/extranjeros aparecían en la ficción nacional emitida en horario de prime time. Se pretendía medir si la proporción de personajes inmigrantes/extranjeros era similar a la de la demografía española. Así, se comprobó que existía una infrarrepresentación de personajes inmigrantes/extranjeros en la ficción nacional. Sorprendió, por el contrario, la sobrerrepresentación de personajes emigrantes de origen español en las ficciones ambientadas en otro país que no sea España. Es decir, la ficción nacional ambientada en España muestra pocos personajes inmigrantes/extranjeros pero cuando ambienta su ficción fuera de sus fronteras los personajes emigrantes nacionales son más numerosos porcentualmente que lo mostrado por las cifras oficiales.

Es más revelador, si cabe, que los personajes inmigrantes/extranjeros realizan en su mayoría papeles de background frente a los personajes de origen español que realizan en mayor medida roles de protagonistas aun y todo cuando la ficción se contextualiza fuera de España. Según los datos obtenidos en esta investigación se puede afirmar que los personajes inmigrantes/extranjeros frente a los personajes emigrantes ofrecen diferencias significativas en cuanto al nivel de estudios que es superior en los emigrantes, pero no hay diferencias en el nivel socioeconómico que es bajo en ambos. Esto está en consonancia con el objetivo que tanto inmigrantes/extranjeros y emigrantes comparten: el deseo de prosperar en vida fuera de sus países de origen.

Un aspecto que ha mejorado en la representación de los personajes inmigrantes/extranjeros en la ficción nacional frente a investigaciones anteriores (Marcos et al., 2014) es el referido al nivel de estudios. Si en estudios anteriores los personajes inmigrantes/extranjeros aparecían caracterizados con niveles de estudios bajos, en este su nivel de estudio es más alto, al mismo nivel que los personajes nacionales/autóctonos. Este dato ha corroborado lo que se había indicado en el Informe Encuesta Nacional de Inmigrantes (Reher et al., 2008), que indica que el 59% de los inmigrantes han completado estudios de primer y segundo ciclo de secundaria, un 17% tienen estudios de educación superior y sólo un 23% pertenecen al grupo de educación primaria o sin estudios completados. Datos muy similares a los mostrados por la población española.

Los resultados de este estudio son convergentes con los realizados en estas áreas y con estudios previos desarrollados en Estados Unidos en relación con la representación de las minorías étnicas en la ficción televisiva (Mastro y Greenberg, 2000; Mastro y Behm-Morawitz, 2005; Marcos et al., 2014).

Por un lado, se puede hablar de la baja presencia de personajes inmigrantes/extranjeros en la ficción. La ausencia de diversidad en la ficción televisiva puede condicionar su visibilidad o vitalidad social ya que existe un porcentaje de población de España que no sólo no aparece representada sino que además es invisible para cierta población que, por diversos motivos, puede no tener contacto en su vida diaria con personas inmigrantes/extranjeras y cuyo único medio de contacto con este sector de población sea a través de los medios de comunicación, especialmente la televisión que es el medio que mayor nivel de penetración y accesibilidad presenta.

Esta falta de visibilidad mediática hace más difícil que se establezca un contacto vicario parasocial de la población autóctona con personajes de otros orígenes nacionales que tienen una presencia destacable en la sociedad española (Harwood y Anderson, 2002 y Ortiz y Harwwod, 2007). Si a esto añadimos que cuando aparecen, la imagen de los inmigrantes/extranjeros suele ser estereotípica y/o negativa, puede dar lugar a que se refuercen o asimilen actitudes prejuiciosas hacia los inmigrantes.

El papel que pueden desempeñar los medios puede ser el contrario, esto es, no fomentar y mantener el prejuicio, sino contribuir a cambiar las actitudes y creencias sobre la inmigración reflejando, por ejemplo, otros modelos de personajes inmigrantes/extranjeros, además de fomentar el contacto vicario que, tal y como se ha demostrado, puede repercutir positivamente en la reducción del prejuicio y, por tanto, favorecer el establecimiento de relaciones más armoniosas entre ciudadanos de diferentes orígenes étnicos y nacionales (Müller, 2009; Igartua, 2010; Park, 2012). De este modo, convendría reflejar en los relatos ficcionales interacciones o contactos positivos entre los personajes autóctonos/nacionales y los personajes inmigrantes/extranjeros, de manera que se contribuya, gracias a los programas de ficción, a reducir la percepción negativa que se tiene sobre los inmigrantes/extranjeros, que son considerados por la sociedad como una amenaza para el grupo, fomentando la mejoría de las relaciones entre ambos grupos.

5. Notas

[1] Para nuestro estudio, entenderemos por inmigrantes a todas las personas que han dejado su país natal para establecerse en otro de manera permanente, sean cuales sean los motivos. Así, un exiliado político, por ejemplo, será considerado inmigrante para el estudio.

[2] Según el INE (2017), a fecha de 1 enero de 2017, el total de residentes en España es de 46.528.966 habitantes. De este total, 42.104.557 tienen nacionalidad española y 4.424.409 son extranjeros, lo que representa el 10,5% del total de inscritos. Los datos con los que se trabajará en el presente trabajo de investigación serán los del 2016, ya que de esta manera se podrá comparar la demografía audiovisual con la real.  La inmigración aumentó un 21,9%, mientras que la emigración descendió un 4,6% respecto al año anterior. 
 
[3] De este modo, los medios fomentan la creación de una especie de correlación ilusoria, al asociar a las minorías étnicas con acontecimientos de carácter negativo a través de una “estrategia discursiva” establecida en tres etapas. En la primera se realiza una polarización general entre “nosotros” y “ellos”. En la segunda se mantiene una predilección por una variedad de “problemas” de los cuales son acusados los inmigrantes (culpabilización de la víctima), y finalmente, en la tercera los medios toman preferencia por un pequeño conjunto de temas negativos (planteando la inmigración como invasión, ataque o amenaza y asociándola a violencia, terrorismo y/o desintegración social) (Muñiz e Igartua, 2004).

[4] Los estereotipos son creencias sociales que se basan en la generalización sobre las características de un grupo, al tiempo que se manifiesta un rechazo de las diferencias individuales.

[5] El presente artículo forma parte de un estudio de mayor dimensión sobre el estado de la inmigración y el género en la ficción serial española de prime time. Debido a ello y a su extensión, sólo se muestran los resultados referidos al primer tópico.

[6] La unidad de análisis fueron los personajes individuales. El análisis de los personajes se centrará en aquellos que sean humanos, dejando al margen los animales, los extraterrestres, seres fantásticos o de ciencia ficción y los personajes de animación (dibujos animados, cartoon). Dentro de los personajes humanos, sólo se tendrán en cuenta aquellos que cumplan el siguiente requisito: para que un personaje forme parte del análisis deberá aparecer visualmente a lo largo del programa y tener alguna frase de diálogo con otros personajes (talking individuals) (Koeman, Peeters y D’Haenens, 2007).

[7] Con el término “ficción” se alude “al hecho de la simulación o ilusión de realidad” (Estébanez Calderón, 2002, p. 411) que se produce en la invención artística –y en este caso audiovisual- al presentar seres y acontecimientos que se desarrollan en un mundo imaginario. Para determinar qué se entiende por programa ficcional se tuvo en cuenta esta definición: formato destinado al entretenimiento, con una estructura narrativa clara (presentación, conflicto, resolución) y con un elenco de personajes que intervienen en la acción, pudiéndose identificar personajes principales, secundarios y de background.

[8]"Another controversy involves Alpha, Pi, and Kappa and the fact that they can produce very low coefficients even when levels of simple agreement are high (Feng, 2015; Gwet, 2008; Zhao et al., 2012), which can occur when data distributions are skewed (e.g., most of the coded units are in one category; see Riffe et al., 2014). Krippendorff (2013b) labeled this “insufficient variation” (p. 319), writing that such data “. . . cannot be correlated with anything either, their analytical meanings are largely void, and they cannot convey sufficient information from the analyzed text to the research question” (p. 320). That conclusion seems to ignore the fact that there have been, and will continue to be, populations with skewed distributions of categories that are nonetheless important to study. For example, Robinson and Anderson (2006) studied portrayal of older characters in animated children’s television. Only 8% of characters were older and of these 107 characters, only1% were African American. The authors reported simple agreement to assess reliability. Monk-Turner, Heiserman, Johnson, Cotton, and Jackson (2010) found only 5% of primetime TV characters were Hispanic and fewer than 2% were Asian American. As with Robinson and Anderson, the article reported only simple agreement. The authors do not report why they did not provide chance-corrected reliability coefficients, but it may be because of the skewed distribution phenomenon", en Lovejoy, J., Watson, B. R., Lacy, S., & Riffe, D. (2016, pp. 4-5).

[9] Debido a los bajos índices de fiabilidad se descartarán las siguientes variables en la extracción de resultados: 17, 18, 19, 20, 21, 63, 65, 66, 69, 71 y 75.

[10] A priori los emigrantes españoles se codificaban como inmigrantes/extranjeros si la ficción se desarrollaba en un país que no fuera España. No obstante, dadas las específicas características de este grupo se decidió recodificar la variable separando inmigrantes, extranjeros y emigrantes.

[11] A 1 de enero de 2017 un total de 794.209 personas nacidas en España residían en el extranjero, el 33% del total de españoles residentes en el extranjero (INE, 2017b, p. 2). Por tanto, un 1.7% del total de habitantes en España (46.528.966) más emigrados nacidos en España (794.209).

[12] En la codificación, la nacionalidad del 1,8% (13 casos) de los personajes no se pudo codificar por no estar suficientemente clara. Tampoco se identificó el tipo de personaje en el 0,7% (5 casos) de los casos. Estos datos se manejaron como datos perdidos del sistema. 

6. Referencia bibliográficas

C Álvarez-Hernández, B González-de Garay-Domínguez & FJ Frutos-Esteban (2015): “Representación de género. Las películas españolas contemporáneas de adolescentes (2009-2014)”, en Revista Latina de Comunicación Social, 70(8), pp. 934-960. doi: 10.4185/RLCS-2015-1079.

L Bardin (1996): Análisis de contenido. Madrid, España: Ediciones Akal.

Barlovento comunicación (2017): Análisis mensual del comportamiento de la audiencia televisiva (diciembre 2017). Disponible en:
https://www.barloventocomunicacion.es/images/publicaciones/NOTA_MENSUAL/barlovento-audiencias-diciembre2017.pdf

T Brader, NA Valentino & E Suhay (2008): “What triggers public opposition to immigration? Anxiety, group cues, and immigration threat” en American Journal of Political Science, 52(4), pp. 959-978.

MA Cea-D´Ancona (2004): “La activación de la xenofobia en España. ¿Qué miden las encuestas?” en Colección Monografías, 210, Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas/Siglo XXI.

J Díez-Nicolás (2004): El dilema de la supervivencia. Los españoles ante el medio ambiente. Madrid, España: Ed. Obra Social Caja Madrid.

TL Dixon & D Linz (2000): “Overrepresentation and underrepresentation of African Americans and Latinos as lawbreakers on television news” en Journal of Communication, 50(2), pp. 131-154.

D Domke, K McCoy & M Torres (1999): “News media, racial perceptions and political cognition” en Communication Research, 26(5), pp. 570-607.

R Entman (1992): “Blacks in the news: television, modern racism and cultural change” en Journalism Quarterly, 69(2), pp. 341-361.

D Estébanez-Calderón (2002): Diccionario de términos literarios. Madrid, España: Akal.

E Galán (2006): "La representación de los inmigrantes en la ficción televisiva en España. Propuesta para un análisis de contenido. El Comisario y Hospital Central” en Revista Latina de Comunicación Social, 61. Disponible en http://www.ull.es/publicaciones/latina/200608galan.htm

J Harwood & K Anderson (2002): “The presence and portrayal of social groups on prime-time television” en Communication Reports, 15(2), pp. 81-97.

JJ Igartua (2006): Métodos cuantitativos de investigación en comunicación. Barcelona, España: Bosch.

JJ Igartua (2010): “Identification with characters and narrative persuasion through fictional feature films” en Communications. The European Journal of Communication Research, 35(4), pp. 347-373.

JJ Igartua, IM Barrios & F Ortega (2012: “Analysis of the Image of Immigration in Prime Time Television Fiction” en Comunicación y Sociedad, 2, pp. 5-28.

JJ Igartua & L Cheng (2009): “Moderating effect of group cue while processing news on immigration. Is framing effect a heuristic process?” en Journal of Communication, 59(4), pp. 726-749.

JJ Igartua, L Cheng, F Moral, I Fernández, FJ Frutos, J Gómez-Isla & JA Otero (2008): “Encuadrar la inmigración en las noticias y sus efectos socio-cognitivos” en Palabra Clave, 11(1), pp. 87-107.

JJ Igartua, F Moral & I Fernández (2011): “Cognitive, attitudinal and emotional effects of the news frame and group cues on processing news about immigration” en Journal of Media Psychology, 23(4), pp. 174-185.

JJ Igartua, C Muñiz & L Cheng (2005): “La inmigración en la prensa española. Aportaciones empíricas y metodológicas desde la teoría del encuadre noticioso” en Migraciones, 17, pp. 143-181.

JJ Igartua, C Otero, JA Otero & M de la Fuente (2007): “El tratamiento informativo de la inmigración en los medios de comunicación españoles. Un análisis de contenido desde la Teoría del Framing” en Estudios sobre el Mensaje Periodístico, 13, pp. 91-110.

INE (2017a): Cifras de Población a 1 de enero de 2017 – Estadística de Migraciones 2016 a 29 de junio de 2017. Nota de prensa. Instituto Nacional de Estadística, Madrid, 2017. Disponible en: http://www.ine.es/prensa/cp_2017_p.pdf

INE (2017b): Estadística del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero a 1 de enero de 2017. Nota de prensa. Instituto Nacional de Estadística, Madrid, 2017. Disponible en: http://www.ine.es/prensa/pere_2017.pdf

J Koeman, A Peeters & L D´Haenes (2007): “Diversity Monitor 2005. Diversity as a quality aspect of television in the Netherlands” en Communications, 32, pp. 97-121.

K Krippendorff (1990): Metodología de análisis de contenido. Teoría y práctica. Barcelona: Paidós Comunicación.

C Lacalle (2004): “Comunicación y diversidad cultural” en Fórum Barcelona 2004. Disponible en: http://www.forumbcn2004.org/

C Lacalle (2008): El discurso televisivo sobre la inmigración. Ficción y construcción de identidad. Barcelona: Ediciones Omega.

J Lovejoy, BR Watson, S Lacy & D Riffe (2016): “Three decades of reliability in communication content analyses: Reporting of reliability statistics and coefficient levels in three top journals”. En Journalism & Mass Communication Quarterly93(4), pp. 1135-1159. doi: 10.1177/1077699016644558

M Marcos Ramos, J Igartua, F Frutos, I Barrios, F Ortega & V Piñeiro (2014): “La representación de los personajes inmigrantes en los programas de ficción” en Vivat Academia, 0(127), pp. 43-71. doi:10.15178/va.2014.127.43-71

D Mastro & E Behm-Morawitz (2005): “Latino representation on primetime television” en Journalism and Mass Communication Quarterly, 82(1), pp. 110-130.

D Mastro & BS Greenberg (2000): “The portrayal of racial minorities on prime time television” en Journal of Broadcasting and Electronic Media, 44(4), pp. 690-703.

F Müller (2009): “Entertainment anti-racism. Multicultural television drama, identification and perceptions of ethnic threat” en Communications. European Journal of Communication Research, 34(3), pp. 239-256.

C Muñiz & JJ Igartua (2004): “Información noticiosa sobre la inmigración en los medios de comunicación. Un análisis de la prensa y televisión españolas”. En J Latorre, A Vara & M Díaz (Eds.), Ecología de la televisión: tecnología, contenidos y desafíos empresariales (pp. 281-290). Pamplona: Eunate.

KA Neuendorf (2002): The content analysis guidebook. Thousand Oaks, CA: Sage.

KA Neuendorf, TD Gore, A Dalessanddro, P Janstova & S Snyder-Suhy (2010): “Shaken and Stirred: A Content Analysis of Women´s Portrayals in James Bond Films” en Sex Roles, 62, 747-761. doi: 10.1007/s11199-009-9644-2
SY Park (2012): “Mediated intergroup contact: concept explication, synthesis, and application” en Mass Communication and Society, 15(1), pp. 136-159.

WJ Potter & R Warren (1998): “Humor as camouflage of televised violence” en Journal of Communication, 48(2), pp. 40-57.

DS Reher, L Cortés, F González, M Requena, MI Sánchez, A Sanz & M Stanek (2008): “Informe Encuesta Nacional de Inmigrantes (ENI-2007)”. Documentos de trabajo2(08).

D Romer, KH Jamieson & NJ De Coteau (1998): “The treatment of persons of color in local television news. Ethnic blame discourse or realistic group conflict?”, en Communication Research, 25(3), pp. 286-305.

X Ruiz Collantes, J Ferrés, M Obradors, E Pujadas & O Pérez (2006): “La imagen pública de la inmigración en las series de televisión españolas” en Política y cultura, (26), pp. 93-108.

E Seiter (1986): “Stereotypes and the media: a re-evaluation”, en Journal of Communication, 36(4), pp. 14-26.

TA Van Dijk (1989): “Race, riots and the press. An analysis of editorials in the British press about the 1985 disorders” en Gazette, 43(3), pp. 229-253.

TA Van Dijk (1997): Racismo y análisis crítico de los medios. Paidós: Barcelona.

TA Van Dijk (2003): Ideología y discurso. Barcelona: Gedisa.

B Van Gorp (2005): “Where is the frame? Victims and intruders in the Belgian press coverage on the asylum issue”, en European Journal of Communication, 20(4), pp. 484-507.

_____________________________________

CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO EN BIBLIOGRAFÍAS – HOW TO CITE THIS ARTICLE IN BIBLIOGRAPHIES / REFERENCES:

M Marcos Ramos, B González de Garay, C Portillo Delgado (2019): “La representación de la inmigración en la ficción serial española contemporánea de prime time”. Revista Latina de Comunicación Social, 74, pp. 285 a 307.
http://www.revistalatinacs.org/074paper/1331/14es.html
DOI: 10.4185/RLCS-2019-1331

- En el interior de un texto:
…M Marcos Ramos, B González de Garay, C Portillo Delgado (2019: 285 a 307) …
o
…M Marcos Ramos et al, 2019 (285 a 307) …

Artículo recibido el 8 de diciembre de 2018. Aceptado el 17 de enero.
Publicado el 23 de enero de 2019

___________________________________________________________________________