Revista Latina

Reseñas de libros - 2014

Manual del diseño en el periodismo y cómo enfocarlo en el entorno digital
Diseño de periódicos y revistas en la era digital
Autor: Rodrigo López Alonso
Editorial Fragua, Madrid 2013. 164 páginas.
ISBN: 978-84-7074-559-1


Reseña de Lucas Morales

4

 

Abstract
Reseña del libro Diseño de periódicos y revistas en la era digital, de Rodrigo López Alonso. Este trabajo, que tiene un gran valor didáctico para periodistas y diseñadores gráficos, es de obligada lectura para los profesionales y aprendices de estos oficios por la aportación que hace a ambas parcelas del conocimiento. Su lectura ligera y la sencillez con la que explica los elementos y las consideraciones que hay que tener para realizar la correcta construcción gráfica de un medio impreso, lo convierten en un manual  obligado para los profesionales que deseen dedicarse a esta disciplina y hacer que su publicación sobreviva en la era del diseño.
-----------
Negar la importancia del diseño es de necios. Es parte de la naturaleza humana admirar aquello que está bien compuesto, construido con inteligencia y compensado en su constitución, por lo que cualquier individuo se quedará fascinado ante un buen diseño. Resulta anecdótico que una persona comprenda o no las directrices visuales que se ocultan tras una página de una revista un libro o un periódico: la armonía siempre es agradable a los ojos de cualquier espectador. Los diseñadores gráficos ya lo saben, y los profesionales de la comunicación deberían mentalizarse de que el diseño juega un papel de vital importancia en la tarea de comunicar y de componer la forma en la que se presenta la información al consumidor.

Por ello, esta obra de López Alonso debería convertirse en un manual de obligado estudio en las facultades de Periodismo y no limitarse a una lectura destinada a asignaturas optativas. La aportación teórica al campo y a la historia del diseño hace que esta obra sea el punto de partida para un periodista que quiera enfocar su carrera a la construcción de la información, aunque tampoco se hará incomprensible para un artista o un lector ajeno a estas parcelas del conocimiento que tenga un poco de curiosidad en esta disciplina.

La incorporación de las nuevas tecnologías está modificando la forma en la que se produce la información. El contexto social está viviendo una transformación liderada por las nuevas tecnologías y la manera de hacer periodismo está mutando, pero existen una serie de principios que se mantienen desde los orígenes de la industria periodística y han perdurado con el paso del tiempo. Hay que conocer la tradición para poder innovar. Esta misma dinámica afecta a las publicaciones impresas: aunque el diseño se ha ido refinando a medida que los profesionales de esta parcela se han incorporado en las redacciones, hay una serie de aspectos que han perdurado con los años y van a continuar estando presentes, por lo que sería irresponsable no conocerlos y dominarlos.

En los medios impresos actuales encontramos seis piezas que componen el puzzle de su identidad: el color, un elemento primordial de las publicaciones; las piezas gráficas, que van desde fotografías a infografías y cada vez cuentan con más presencia; la tipografía, con un abanico que se amplía de manera constante y ofrece múltiples opciones según la funcionalidad; el uso del blanco como un elemento más de la composición; la presencia generalizada de la retícula para ordenar la información, y la fragmentación de la información, que presenta los elementos comunicativos adaptados a los hábitos de lectura de los consumidores. Estos seis rasgos, los más comunes en las publicaciones informativas, constituyen la totalidad del diseño y le otorgan personalidad.

La importancia de la coherencia y el cuidado de estas características es imprescindible porque permiten al lector identificar unas publicaciones de otras e influyen directamente en la competitividad de estos productos. Por supuesto, el autor aclara que existen otras variables que también inciden en la percepción que el público tiene de los productos informativos impresos: el “packaging” o embalaje y la ergonomía. Ambas dimensiones del diseño son importantes, porque dinamizan y caracterizan la presentación y la portabilidad del producto, por lo que la revisión de estos conceptos también influye en las ventas.

Sentadas las bases y explicada la teoría con ejemplos reales, llega el momento de reflexionar. Ante una más que probable y ya fechada destitución del papel como referente hegemónico, López Alonso plantea la fórmula de rediseñar o perecer. Como dice el profesor, los cambios hay que hacerlos cuando las cosas van bien, así que es un auténtico desafío empezar a plantearlos en esta época de crisis económica en general y del periodismo en particular. Además, es importante realizarlos a pesar del peligro, porque aplazarlos puede desembocar en un naufragio irremediable que acabe con toda posibilidad de hacer competitiva una publicación. Como dijo Richard Stengel, director de la revista Time cuando la publicación decidió aplicar cambios visuales en su impresión, “cada rediseño es un comienzo, no un fin”, y así es como hay que entender esta aventura.