Revista Latina

Reseñas de libros - 2014

El misterio del yogur caducado o cómo reinventar los periódicos
Autor: Xavi Casinos
Editorial UOC, Barcelona
2013, 115 páginas              ISBN: 978-84-9029-935-7
Reseña de Lara Carrascosa Puertas

4

El curioso título del libro del periodista y escritor Xavi Casinos hace gala de una de las virtudes que ha de poseer todo buen periodista: la capacidad de explicar de la manera más sencilla un proceso complejo. Así, Casinos utiliza un pastiche cuyo protagonista es Sherlock Holmes para describir la situación en la que se encuentran los medios impresos. En esa historia, una empresa de yogures encarga al famoso investigador inglés que descubra a qué se debe la vertiginosa caída de sus ventas. Holmes sólo necesita ir a un supermercado para resolver el misterio. Los yogures de esa marca están caducados y, además, junto a ellos se ofrecen otros diferentes, que no sólo están frescos sino que además son gratuitos. Para Casinos, los yogures caducados son la prensa escrita y los gratuitos y frescos las páginas webs de los periódicos.

A través de siete capítulos, el autor desgrana los problemas a los que se ha enfrentado y se enfrenta la prensa escrita. En el primero de ellos, reflexiona sobre la irrupción de internet, que ha coincidido o ha venido acompañada por el desplome de la publicidad en el papel. La reacción del sector a este descenso de ingresos (despidos y adelgazamiento de plantillas o medios materiales) es contraria al fin que persigue: mantener los lectores. “Es como si un atleta que se prepara para participar en unos juegos olímpicos dejara de alimentarse correctamente o entrenara menos” (p.22), dice, para añadir que este atleta tiene la carrera perdida.

En el segundo de los capítulos, “La eterna crisis de los periódicos”, el periodista de El Periódico de Catalunya,  recorre algunas de las predicciones del fin de los periódicos impresos por países y las razones en las que se basan: la caída constante de la difusión de estos medios. Sin embargo, Casinos matiza que no es la primera vez que se pronostica el fin de los periódicos. Cuando se inventó el telégrafo (1845), James Gordon Bennett, uno de los editores más importantes de Estados Unidos, reflexionó sobre la velocidad de transmisión de la información del telégrafo y la dificultad para competir con él. Bennett creía que sólo sobrevivirían los periódicos que aportaran análisis y opinión a las noticias, mientras que los de “corta y pega” tenderían a desaparecer. Una receta que es perfectamente aplicable a la realidad actual y que coincide con la argumentación que realizan los que todavía creen en la viabilidad de la prensa escrita frente a la digital.

Uno de los problemas de fondo de esta crisis del papel es que la publicidad en internet no alcanza los precios del papel, motivada, entre otras circunstancias a la precisión a la hora de medir cuántas personas ven un anuncio online. En el papel, en cambio, estas mediciones se hacían en base a la difusión del medio, pero sin tener la capacidad de llegar a conocer el impacto real de cada anuncio.

Sobre los nuevos modelos de negocio, Casinos hace hincapié en el error de ofrecer la información gratis, como si la elaboración de noticias con calidad y análisis no fuera un proceso costoso. Así, menciona los muros de pago de algunos rotativos de referencia mundial, los contenidos patrocinados, el crowfunding y el negocio que los agregadores o motores de búsquedarealizan a costa de los productores de la información, entre otras iniciativas. Se contraponen los puntos de vista de medios especializados en refritar noticias (Huffington Post) con la creencia de los periódicos de que les están “robando” contenidos y beneficiándose económicamente con ellos, aunque el autor no toma partido por uno u por otros. Más bien al contrario, hace hincapié en las nuevas posibilidades que se han abierto a los medios a través de las tablets, cuyos usuarios son en gran medida lectores de prensa y están dispuestos a pagar por los contenidos exclusivos.

En esta descripción de problemas pasados y presentes, tal vez lo más interesante de este texto sea la reflexión sobre los nuevos modelos de negocio y la breve enumeración de algunos “experimentos” realizados como “iniciativas a tener en cuenta”.  La conclusión a la llega Xavi Casinos es que el negocio ya no son los periódicos impresos, sino la información, que puede ser desarrollada y explotada en todos sus formatos. Así, concibe las redacciones del futuro como news centers, donde se producen vídeos, podcast, informaciones para consumir en varios soportes digitales (tablets, smartphones, portátiles…) y, por supuesto, en papel. Porque Casinos finalmente considera que el papel no puede desaparecer porque en él residen los valores de credibilidad y calidad de marca de los periódicos.