Revista Latina

Reseñas de libros - 2014

Estrategias de comunicación multimedia

Autoras: Carmen Costa Sánchez & Teresa Piñeiro Otero Editorial UOC, Barcelona 2013, 206 páginas ISBN: 978-84-9029-772-8 Reseña de Lara Carrascosa Puertas

 

En un mundo cambiante, marcado por la interconectividad y por la diversidad y proliferación de redes y medios, un libro como Estrategias de comunicación multimedia se convierte en una guía básica y eficaz sobre cómo moverse en tan proceloso mar de nuevas herramientas.

Ya las autoras del libro dejan claro que el texto está concebido como un manual de nuevas tecnologíasal servicio de la comunicación y que, de hecho, se ha elaborado partiendo del material utilizado para impartir dicha asignatura en la Universidade da Coruña. Probablemente a este hecho debemos la claridad en la estructuración de su contenido, en sólo cinco capítulos en los que cabe todo el nuevo mundo comunicativo y sus herramientas.

No obstante, las autoras también se refieren a estrategias multimedia que no utilizan internet ni las redes sociales, sino que se extienden de la televisión al libro, por ejemplo, como una fórmula de aprovechar la potencialidad de un producto adaptándole al perfil del público que lo consume.

Lara

Lo más interesante del texto, sin embargo, son las definiciones y nuevos conceptos que han nacido a la sombra del desarrollo de internet y que han de tenerse en cuenta si se quiere entender el nuevo mundo que han moldeado las redes. Así, descubrimos al prosumer, que es productor y consumidor de información al mismo tiempo gracias a la extensión, democratización y la viralidad de las distintas redes sociales. Sobre estas, a su vez, se hace una clasificación en generalistas, profesionales y otras redes sectoriales. Todo ello con una maquetación plástica que muestra el logotipo de cada una de ellas, lo que las hace fácilmente reconocibles incluso para los lectores menos iniciados. El mismo esquema se utiliza para las plataformas blogging, de vídeo, de audio, de imágenes, de mensajería instantánea y de gestión de contenidos en la nube.

Un capítulo completo está destinado a explicar las nuevas narrativas multimedia. En concreto, los conceptos de multiplataforma, narrativa crossmedia y transmedia, de nuevo, nuevos conceptos que se han desarrollado y crecido con el nacimiento de las nuevas tecnologías y de la multitud de medios ofrecidos para desarrollar productos. En todas estas nuevas narrativas el consumidor tiene un papel preponderante. Ha pasado de ser un lector o televidente o incluso jugador pasivo, al que se lo dan todo hecho, a un prosumer, que es capaz de influir e interaccionar con los contenidos. Las estrategias nunca son iguales para cada producto, no obstante. Unas dejan más protagonismo al usuario que otras, pero al final se trata de esquemas que se dirigen a un consumidor diferente, al que se trata como un adulto con capacidad de elegir y decidir.

Las narrativas crossmedia y transmedia, a diferencia de la multiplataforma (que es la que cuenta la misma historia en diferentes medios y soportes) son más ricas y complejas. Las autoras explican que mientras que la crossmedia es una narración integrada que se desarrolla a través de diversos medios, con diversos autores y estilos, que debe ser experimentada al completo para finalizar el relato, la transmedia va más allá al referirse a diferentes relatos interrelacionados, desarrollados en múltiples plataformas, pero que guardan independencia narrativa y sentido completo.

Además de la parte más conceptual, este libro también introduce ejercicios prácticos al final de cuatro de sus cinco capítulos. Los primeros que se plantean están fácilmente al alcance de cualquier usuario iniciado (como escribir un twitter que contenga el interés suficiente para que sea retuiteado por dos personas), pero con el avance del libro se van complicando de forma que el alumno/lector adquiera al final las habilidades y conocimientos necesarios para poder planificar y desarrollar estrategias de comunicación multimedia de manera eficiente y efectiva.

El libro declara que está pensado para ayudar a estudiantes de comunicación audiviosual, no propiamente a periodistas, y de hecho parece más orientado a profesionales del marketing y de la publicidad. Sin embargo, por su claridad y su concisión en la exposición puede ser una herramienta utilísima para periodistas que necesitan saber cómo sacarle el máximo partido a su trabajo a través de las redes sociales o para profesionales autónomos que quieren desarrollar, ampliar y ofrecer más visibilidad a su negocio (de estos últimos se encuentran ejemplos pioneros en el libro).

En el vasto y cambiante mundo de las telecomunicaciones este manual ligero y, al mismo tiempo, detallado, de las nuevas herramientas y formas de comunidar se convierte en una parada obligatoria, una pieza básica para los profesionales de la comunicación y para el ciudadano 4.0.