Revista Latina

Reseñas de libros - 2014

El inicio de la Comunicación Política Televisiva en España

Televisión Española y la Transición Democrática, la comunicación política del Cambio (1976-1979)

Virginia Martín Jiménez,

Universidad de Valladolid,

Valladolid, 2013,

335 pp.

Reseña de Dunia Etura Hernández. Universidad de Valladolid.

 

p

El 6 de julio de 1976 Adolfo Suárez se dirige a los ciudadanos a través de las cámaras de TVE. Su objetivo es trasladar a la opinión pública sus planes para llevar al país hacia el cambio democrático que la mayoría de las fuerzas políticas y sociales ansiaban después de la muerte del dictador, además de intentar acallar las críticas negativas con las que se había recibido su nombramiento.

Es el primer acto como presidente que lleva a cabo Suárez nada más jurar su cargo, y es la primera vez que un mandatario español se dirige a la opinión pública a través de la televisión para trasladar su proyecto democrático de manera directa y personal a los ciudadanos. Es el inicio de la comunicación política televisiva en España.

Televisión Española y la Transición Democrática. La comunicación política del Cambio (1976-1979), escrito por la Dra. Virginia Martín Jiménez, ofrece una investigación que se encarga de comprobar en qué medida la televisión publica española resulto ser un factor determinante para llevar a cabo el cambio democrático en España tras la dictadura franquista. El empleo de la pequeña pantalla a través de una cuidada estrategia mediática, hasta ese momento nunca utilizada en dicho país, fue decisiva para que la opinión pública se sintiese un actor más del cambio político y parte fundamental del consenso.

El nuevo uso, inaugurado por Suárez, que se le otorgó a la televisión es esencial para explicar porqué la Transición Española se produjo de la forma en que sucedió y no de otra diferente. Para ello Martín Jiménez analiza desde una perspectiva y con una profundidad hasta ahora inédita en este tipo de estudios, los años que abarcan la Transición del Consenso, desde mediados de 1976 con la llegada de Suarez a la presidencia y la instauración de la política de consenso, hasta mediados de 1979 año en el que se celebran elecciones generales y municipales.

A través de los cinco capítulos en los que la autora divide la investigación se introduce al lector en el marco histórico y audiovisual en el que se desarrolla la obra, además de repasar el inicio de la “teledemocracia” y explorar el origen de las “video-elecciones”. Se analizan también los últimos grandes acuerdos surgidos de las avenencias de las diferentes fuerzas políticas, formalizados en Los Pactos de la Moncloa y en la Constitución de 1978, para acabar con el análisis de las elecciones de 1979 como ejemplos del final del consenso.

El estudio de Martín Jiménez no destaca solo por su novedad, sino también por la metodología empleada para llevarlo a cabo. Se establece como fuente principal- además de una ingente bibliografía especializada -con un total de 240 obras consultadas- los contenidos informativos y políticos de TVE, los estudios de opinión pública y los valiosísimos testimonios de los profesionales que vivieron en primera persona, no sólo como testigos sino también como protagonistas, los años que analiza el estudio.

Las entrevistas cara a cara y en profundidad que realizó la autora con algunos de los profesionales más relevantes de la época como por ejemplo Rafael Ansón Oliart, director general de RTVE, Fernando Ónega autor de los discursos de Adolfo Suárez, Eduardo Sotillos y Miguel Ángel Gozalo directores de los Telediarios en esa etapa, Pedro Erquicia, primer director de Informe Semanal o Diego Carcedo una de las figuras internacionales más visibles de la Televisión Pública a finales de los 70, enriquecen sobremanera la obra aportando la visión personal de cada uno y siendo sus contribuciones beneficiosas para futuros estudios como fuente primaria y verídica de hechos y datos históricos.

La formación multidisciplinar de Martín Jiménez -titulada en Historia, Periodismo y Sociología- se ve reflejada en esta interesante obra que, aunque no pretende convertir a la Televisión Publica Española en un factor único y determinante para la consecución del cambio democrático, sí revela definitivamente el indisoluble binomio que política y televisión formaron a partir de 1976 y con el que consiguieron trasladar de manera efectiva a los espectadores la nueva realidad política y social de nuestro país.